Mi momento de Ego

La semana pasada me encontré con que estaba en primera posición de nuestro país en la tarjeta virtual de Xeeme.

xeeme hall of fame

Pero esto no es un post de ego sobre la posición, pero he de reconocer que sí lo es por los motivos que me han llevado a la misma.

Intentaré ser breve en cuanto a la explicación de lo que es Xeeme. Si os interesa más, lo explique con detalle en el hangout  (charla on line) que realicé en colaboración con Meelowlab (por cierto, seguramente mi próximo post irá sobre mi experiencia profesional con ellos) sobre “Linkbuilding como fuente de relaciones profesionales” (Aunque dado que el término “linkbuilding” se utiliza mucho en términos de SEO y puede dar lugar a confusión deberíamos haberlo llamado “Netbuilding como fuente de relaciones profesionales“. ¿verdad Jose Luis? :P)

En realidad Xeeme, no es sólo una tarjeta virtual como puede ser About.me, o Vizifi. Estas últimas son más visuales y con poco valor añadido. Xeeme es más práctica. La conocí a través de Fares Kameli por primera vez. Me habréis visto firmar con ella los artículos, algunos mensajes privados y veréis que lo tengo en mi perfil en prácticamente todas las Redes Sociales en las que estoy presente.

Además de ser un sitio en el que incluir *todas* tus redes sociales, se pueden incluir tus grupos de interés, enlaces, otras tarjetas y un largo etc. De un sólo vistazo en el pc, smartphone o tablet, el visitante puede acceder a todas tus redes o sólo a una de ellas. A gusto del consumidor.

Sin embargo, el tremendo potencial de Xeeme es la comprobación de sus conversiones.

Tiene unas estadísticas muy completas que van más allá de las visitas. Nos indica qué red social de las que están es la más visitada desde la tarjeta virtual, en qué redes eres más activo y tienes más relevancia (por los mótivos lógicos de participación de tus seguidores, fans, amigos, contactos, etc). Si además tienes la versión de pago, sus posibilidades se abren hasta límites insospechados como aprendí con Axel Schultze y Josep Claret en las formaciones para la iniciativa DSEU y Estrategia en Social Media con el método de S3, pudiendo crear informes con contactos para hacer seguimiento comercial o seguimiento de la relación con prescriptores, obtención de leads y un largo etc.

Como decía todos los detalles podéis verlo en el Hangout de arriba. Si os parece muy largo (que lo es), podéis verlo por partes o entero más adelante en mi canal de youtube y, si queréis ver toda la serie de hangouts de Meelow Lab con unos pedazo de profesionales con los que he aprendido un montón, (Salvador Puig, Juan Moyano,  Eduardo Cano, Fares KameliJesús Hernández, Nuria Alba, Rafael Pérez, Antonio Carrion, José Facchin, Jorge de Andrés, Antonio V. Chanal, Heli Subaran, Paloma del Valle),  podéis verlo en su web

En realidad conseguir este puesto (y principalmente en España; como veréis mi puntuación es de 34, muy por debajo del primero de USA y de prácticamente todos los países en la que está presente esta tarjeta virtual) es algo sencillo, si es lo que se desea. Como la mayoría de este tipo de portales, su “puntuación” se basa en la “gamificación”. Es decir conseguir la mayor cantidad de contactos posibles, recomendarlos en tus tuits y publicaciones, estar pendiente del wall of fame o las nuevas inscripciones para hacerles la pelota (escrito en modo no ofensivo, pero si corto) y conseguirlos como contactos y vuelta a empezar. Sr@s. eso no es engagement. Las definiciones no se pueden modificar a gusto de los intereses.

Pero eso sí, es sencillo si se desea llegar a ese puesto mediante estas técnicas y poder anunciarlo a bombo y platillo. (como estoy haciendo yo :P).

Pero mi satisfacción por ese “puesto” es por otra cosa.

Algunas estadísticas de Xeeme

Como estratega en Social Media y Marketing on Line siempre he apostado por la naturalidad, sin trucos, sin gamificación, sin prestar atención a los tips de Marketing Directo o Puro Markeging o similares “genera-listas”. Sin titulares potentes para captar la atención hacia un texto que no alcance las expectativas de ese titular, sin hacer contactos por hacerlos, sin buscar números por el mero hecho de fardar de ellos. No comparto por compartir, si no por aportar, etc. Mis lectores, mis contactos etc, son lo primero. (Si veis, las negritas son lo que quiero destacar de mis pensamientos, no lo que yo pienso que al buscador le va a molar). Lo demás, si viene (y se ha demostrado que es así), bienvenido. Es el modelo win-win.

Baso mi estrategia en publicar lo que creo que puede interesar, en cada red de una forma diferente, porque el público es diferente, no acepto los mismos contactos en Linkedin que en Facebook o en Twitter y viceversa, no doy a me gusta a todo el que me lo pide, no dejo que cuelguen post con publicidad en mi muro, no hago caso ni envío spam por DM en twitter. Todo en aras de agradar y no molestar a mis contactos.

Me pueden tachar de prepotente los que lo deseen, pero trabajo en esto, vivo de esto y los clientes que me contratan también. No creo falsas expectativas, no vendo humo, intento vender no en, sino gracias a o con Social Media. Se ha convertido en una forma de vida. Y una forma de vida basada en la falsedad y el aparentar no es vida.

Ya empezaba a perder la esperanza, veía que muchos de los supuestos profesionales Community Managers ( y ahora, por el arte de birlibirloque, Social Media Managers según sus perfiles – el papel y ahora la pantalla lo aguanta todo) no hacían nada de esto aunque se les llenara la boca con que hay que ser bidireccional, natural etc, pero son los amos del copypaste en las redes, publican el mismo texto en todos los grupos y redes sin segmentar (también, base del marketing), llenándoseles los ojos de chirivitas por miles de impresiones en un hashtag aunque dé lo mismo que no sea su público objetivo (también, base del Marketing) y con todo, queriendo cobrar por ello a sus clientes. Como si quisieran cobrar por ser futbolista sin saber lo que es un penalti , y sólo es un ejemplo. Es más criticaban muchos a los que hacían selección de contactos, se quejaban del spam del “dale al me gusta”, etc. Así destrozan la imagen de sus clientes, llaman “gurús” en términos despectivos a muchos que lo hacen correctamente por el mero hecho de que tienen visibilidad con el público objetivo, creando una fama al sector que yo siempre he considerado injusta. Estos, como decía, iban ganando terreno y cada vez se veían más, y también comprobaba que los clientes potenciales perdían el interés por Social Media, teniendo que hacer una denostada defensa de ello, más aún que en sus comienzos cuando pocas empresas sabía que existía.

xeeme de julio aliagaComo muchas veces he dicho soy optimista por naturaleza y escéptico por experiencia. Tenía que hacer mis comprobaciones. Mis clientes están contentos, los CM, programadores, especialistas en SEO, etc,  con los que trabajo también, pero necesitaba pruebas en mis carnes.

Creo que es la primera vez (y seguramente la última; esto tenía que decirlo en aras de mi salud mental para no guardarmelo tanto tiempo :P) que me veis hablar mal sobre alguien (con alguien me refiero a la generalización en cuanto a impresión del sector en algunos casos)

Pues bien, desde que hace un año (13 de septiembre de 2012) me di de alta en Xeeme y tras conocer como funcionaba y el porqué, me marqué un objetivo, y es demostrarme a mí mismo, o no, que la naturalidad, la sinceridad, la aportación, el criterio propio y la objetividad de cada caso, de cada publicación, de cada comentario, era más positivo que cualquier técnica de gamificación. (Ojo, a la cual no denosto, pero su uso es válido en su justa medida)

Estoy seguro de que con el tiempo bajaré de posición o incluso desapareceré del “Wall of Fame” pero no me importa, ya he realizado la comprobación tecnica-tecnológica que deseaba. La de la conexión con el mundo real, con los clientes potenciales y reales, con los colaboradores serios, con amigos que lo son de verdad, ya la tenía clara.

Que sigan muchos haciendo caso a los tips, que sigan muchos haciendo contactos sin utilidad a cascoporro, que sigan muchos mandando mensajes y peticiones de me gusta y haciendo posts criticando a los que no lo hacemos (y seguramente a este mismo post). Porque no tengo tiempo para defenderme, ya lo he dejado bastante claro aquí y, sobre todo, lo tengo claro yo, y si además he convencido, o por lo menos hecho pensar a alguien sobre el poder de lo social *real* sobre los números y la tecnología. Mejor que mejor.

En la evolución de este sector que está en pañales, ya sé quienes van a sobrevivir, quienes van a tener clientes al mismo tiempo que amigos. Porque como dice mi buen amigo y gran profesional con mayúsculas Fares: #antetodosomospersonas.

Y a los no creyentes les recuerdo que verescreer, y a las pruebas me remito.

Si os interesa daros de alta en Xeeme (lo cual recomiendo, siempre que lo uséis de forma adecuada) este es un enlace directo para daros de alta: Alta en Xeeme

#abresos:
Julio Aliaga
http://xeeme.com/julio_aliaga

Soy Julio Aliaga: + de 20 años de experiencia en la mejora de la competitividad de las empresas mediante la aplicación y coordinación de técnicas de Mejora de Procesos, Tecnología, Marketing interno y externo, Logística, Calidad, equipos, creatividad, imagen corporativa, y formación … Fundador y CEO de Verescreer, con servicios de Diseño Web, Marketing Estratégico On Line y en Social Media, Transformación tecnológica, Digitalización Empresarial y de Procesos e Imagen Corporativa

Compartirlo